¿Qué son las granjas escolares y para qué sirven?

Para el futuro, poder enseñar a los más pequeños lo que tienen es de vital importancia Valores para el medio ambiente. Poder formarlos para que tengan hábitos sostenibles y una conciencia de respeto por el medio ambiente y su conservación.

A veces, en las muchas actividades de educación ambiental, Al final, los adultos se sorprenden más que los niños. Como hay muchas fechas, curiosidades y otros aspectos que creían conocer, pero cuando se les enseña, son todo lo contrario. ¿Qué importancia puede tener para los niños disfrutar de la naturaleza?

Actividades de educación ambiental

Un ejemplo de una actividad para que los niños aprendan más sobre su entorno y el origen de muchos de los productos que consumen es la visita a fincas. Si los niños se enteran, obtener 22 litros de leche cuando se ordeña una vaca Tarda unos 10 minutosIncluso los adultos se sorprenden más que los niños.

Las granjas escolares son un tipo de educación ambiental que Promueve la enseñanza y la conciencia ambiental del niño. Los niños que crecieron en la ciudad no saben mucho más de lo que pensamos. En general, incluso los adultos que se desarrollan en entornos urbanos desconocen muchos aspectos de la naturaleza que pueden ayudarlos a mantenerla. En este caso nos referimos a la formación de “Necesito saber para recibir”. Cuando una persona es consciente de la importancia de un recurso natural, espacio, animal, etc. Existe una necesidad intrínseca de preservarlo, de mantenerlo, de preservarlo … para seguir manteniendo el servicio que nos ofrece.

La transmisión de conocimientos sobre el medio ambiente no se resuelve visitando el campo o viviendo la vida rural los fines de semana. Introducir valores y conocimientos a los niños, Es necesario que vivan sus propias experiencias y se relacionen personalmente con su entorno. Podemos enseñarles lo básico sobre frutas, verduras, animales, granjas, etc. Pero nada de eso vive el niño en su carne.

Granjas escolares

Las granjas escolares surgieron en España hace casi tres décadas como respuesta a una sociedad que estaba centrada en las ciudades y quería reconectarse con la naturaleza. Las personas que evolucionaron en entornos urbanos pueden moverse por la ciudad con fluidez. Sin emabargo, Han perdido su conexión con la naturaleza y el estilo de vida rural. No es extraño que los niños que crecen en las ciudades pregunten de dónde vienen los huevos o si los caballos dan leche. Restaurar la cultura rural y la naturaleza para nuestros niños es importante para que tengan una visión real del mundo en el que viven.

Todas las actividades que un niño puede realizar en una granja escolar son diferentes a las de la ciudad. Alejarse de la tecnología, las pantallas, los teléfonos celulares y los videojuegos también es saludable para ellos. Además del conocimiento de aspectos de la naturaleza y la oportunidad de divertirse, Practica deportes al aire libre y apoya su sistema inmunológico.

En estas granjas se sacan animales para que los niños puedan tocarlos: burro, vaca, caballo, conejo o cabra. La mayoría descubre por primera vez el roce del pelaje de estos animales o su voz. Aprendes de primera mano cómo suenan los gritos o las quejas, y ya no es solo una palabra que se aprende en la escuela. Recolectan huevos, observan cómo se ordeña una vaca, montan a caballo, riegan el jardín, plantan semillas o cultivan la tierra.

De esta forma el contacto con la naturaleza y esta experiencia personalEs muy productivo por su forma de vida y conciencia ambiental.. Aprender a través de la experiencia es uno de los objetivos de estos centros rurales, como promover el contacto con la naturaleza, la fauna y el medio rural o conocer los procesos de transformación natural que dan lugar a la leche y el queso que compramos en el supermercado ;; cómo hacer un telar de lana o cómo y con qué ingredientes naturales se hace un bizcocho, etc.

Requisitos del funcionamiento de la escuela dentro de la legalidad

-Unas instalaciones que velen por la seguridad de los niños que las visitan.

– Mantener la salud y el bienestar de los animales que alberga.

-Tener licencia para desarrollar sus actividades.

-Contar con monitores especialmente capacitados para actividades de formación ambiental con niños.

Como puede ver, la granja escolar es una muy buena herramienta de educación ambiental para los muy jóvenes y los menos jóvenes.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *