Las ciudades sostenibles y la movilidad reducen la contaminación

La movilidad es muy compleja a la hora de combinarla con la sostenibilidad. El hecho de tener que recorrer grandes distancias o incluso entre ciudades ya conlleva el consumo de algún tipo de combustible fósil y la contaminación correspondiente. Hay muchos Fuentes de energía renovable tratando de abrirse paso para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera y ayudar a mejorar el entorno urbano.

Hoy vamos a hablar de la ciudad y el Movilidad sostenibleAnálisis de las medidas más importantes para reducir la contaminación, mejorar el transporte y por ende la calidad de vida. ¿Le gustaría saber más al respecto?

Actividades económicas del hombre

El 51% de la población mundial vive en ciudades y el resto en zonas rurales. Se estima que el 82% vivirá en ciudades para 2030. Por tanto, es necesario establecer unas pautas de movilidad sostenible con el fin de reducir el impacto resultante. En realidad, la sostenibilidad de las ciudades es lo que define la sostenibilidad del mundo.

Según el informe TERM 2013 de la Agencia Europea de Medio Ambiente, en 2011 se decía que El 12,5% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea proceden del transporte urbano. Es lo que mencionamos anteriormente, solo el hecho de que necesitamos movernos, no solo nosotros, si no todas las empresas, necesitamos el transporte de alimentos, recursos, combustible, etc.

Y es que la mayoría de ciudades de los países desarrollados dependen de los carriles para aumentar el flujo de tráfico. En otras palabras, vivimos en ciudades donde hay más espacio para vehículos que para personas. Después de la revolución del automóvil, el uso de la tierra ha cambiado enormemente. A medida que las ciudades crecían y las distancias entre viajes aumentaban, la escala humana a la que era posible caminar o andar en bicicleta se convirtió en no era suficiente y se necesitaba un transporte mecanizado.

El modelo de ciudad compacta se ha mantenido especialmente para los centros urbanos, que suelen tener grandes zonas peatonales y menos tráfico. Sin embargo, las periferias y áreas metropolitanas de las ciudades han crecido de forma desproporcionada y con la dificultad que ello conlleva en la prestación de servicios de transporte público. Debido a esto, el automóvil se ha convertido en una herramienta indispensable para la familia promedio.

Contaminación del tráfico rodado

Con todo esto, la contaminación por gases de efecto invernadero está aumentando brutalmente, ya que cada familia tiene un promedio de 1 a 2 autos. Con la avería de las infraestructuras debido al tráfico, nuestras infraestructuras se han construido tanto dentro como fuera de las ciudades para acomodar aún más tráfico. Esto no acabaría ahí, pero estas nuevas infraestructuras también se han derrumbado debido a la congestión del tráfico y existe una necesidad cada vez mayor de aumentar las distancias y, por tanto, los costes energéticos de los viajes.

Todos estos pasos, adaptados al desarrollo y crecimiento de la población mundial, retroalimentan la insostenibilidad y las dificultades en la organización eficiente del territorio. Dado que el tráfico es la principal causa de contaminación en las ciudades, El modelo de ciudad debe cambiar para reducir el impacto y crear un entorno más saludable.

El foco debe estar en la forma en que las personas se mueven. Cuando analiza el impacto global de las ciudades, descubre que están diseñadas para automóviles, no para personas. Las ciudades deberían ser para las personas y existen otras formas menos dañinas de moverse. Aquí es donde entra en juego la llamada campaña de movilidad sostenible. Existe una necesidad real de intervenir en los patrones de movilidad de las ciudades utilizando políticas públicas para cambiar el concepto de ciudad.

La movilidad sostenible como principal pauta en las ciudades

Aunque para muchas personas (si no la mayoría) el coche se ha convertido en algo imprescindible y no pueden imaginarse la vida sin él, hay estudios que demuestran que En las ciudades más grandes, el transporte privado es menos eficiente. Esto significa que si necesitas desplazarte de un lugar a otro dentro de la ciudad, es más fácil hacerlo en transporte público, en bicicleta oa pie que en vehículo. No solo por el tiempo perdido en las retenciones y semáforos, sino también por los costes de combustible del coche.

Hay varias formas de mejorar la eficiencia de la movilidad mediante la implementación de un modelo que distribuye las opciones de transporte y reduce el uso de vehículos. Aquí ponemos peajes urbanos, parquímetros, reducción del número de plazas de aparcamiento, tarifas, etc. Además, se implementarán mejoras en el transporte público, la promoción de diferentes sistemas tarifarios, el uso de bicicletas y la creación de carriles adaptados, una mayor prioridad para los semáforos para el transporte público, etc.

La llegada del Carros híbridos Y. eléctrico Mejorar la calidad del aire mediante la reducción de la contaminación.. No solo reduce el uso del automóvil, sino que también mejora la eficiencia de quienes lo usan. También existen otras estrategias que tienen como objetivo reducir las distancias recorridas en coche y combinarlas con el transporte público o en bicicleta. Esto crearía espacios de estacionamiento disuasorios.

Estrategias de movilidad sostenible en las ciudades

De todas las directrices que se han identificado como útiles para mejorar la movilidad sostenible, pocas realmente funcionan. Son ellos en los que ha cambiado la forma de las ciudades. Fue añadido Zona peatonal con áreas residenciales prioritarias así como plataformas para transporte público, gestión y planificación del área pública, etc. Todas estas medidas están encaminadas a que las personas recuperen el espacio que les han quitado los vehículos en las ciudades.

Se destaca cualquier acción que requiera acciones relacionadas con los elementos de la ciudad, como por ejemplo: B. la construcción de ciclovías, el acondicionamiento de carriles bus, la zona peatonal, etc. De esta forma se garantiza un mejor aprovechamiento de los recursos y se reduce la cantidad de emisiones de gases nocivos. Juntos podemos mejorar la salud en las ciudades y mejorar la calidad de vida. En la movilidad sostenible es la clave.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *