Japón está aprendiendo de las lecciones del incidente de Fukushima

Japón es un país que está expuesto a terremotos con mucha frecuencia, por lo que las medidas de precaución y prevención que se deben tomar son bastante grandes. Hace seis años desde el terremoto que asoló Japón y provocó un desastre nuclear que hizo historia desde el incidente de Chernobyl. conocido como el accidente nuclear de Fukushima.

Un desastre de estas características, aunque no es muy común, destruye gran parte de la infraestructura esencial para la sociedad y la daña a sí misma. Japón debe considerar estas cosas para proteger a sus ciudadanos y mantener el buen estado del país. ¿Cuáles son las consecuencias de tal desastre?

El accidente nuclear de Fukushima

El 11 de marzo de 2011, un devastador terremoto con una fuerza de casi 9 grados a 130 kilómetros de la costa de Japón y un posterior tsunami acabó con la vida de más de 18.000 personas y fueron la fuente de la todavía preocupante crisis nuclear en Fukushima.

Debido a su ubicación en términos de tectónica de placas y la situación meteorológica, Japón es el país mejor preparado del mundo para hacer frente a las consecuencias de los desastres naturales. Debido a la alta frecuencia con la que se producen eventos extremos como tifones, terremotos, etc. Los japoneses están dispuestos a amortiguar o al menos reducir los daños y el número de víctimas afectadas durante estos episodios.

Las muertes en 2011 tuvieron una variedad de razones. Menos del 10% de los fallecidos lo hizo debido al terremoto, por lo que podemos destacar la preparación para este tipo de eventos. El resto de las muertes se debieron a ahogamiento en el tsunami provocado por el terremoto. Si lo comparamos con un gran terremoto que golpeó a Kobe en el 1995 cuando el 80% de las muertes se debieron a los escombrospodemos decir que Japón está mejorando sus sistemas de seguridad y prevención.

Riesgos para los japoneses

Para contrarrestar riesgos grandes y frecuentes como los terremotos, los japoneses diseñaron la construcción de edificios como prueba de ello. Esta herramienta constructiva se ha convertido en un elemento clave a la hora de proponer nuevas medidas para mitigar otros tipos de riesgo, como los que se aplican actualmente a la vulnerabilidad de las centrales nucleares.

Para aprender bien la lección, se recuerda que el incidente nuclear de Fukushima aún no ha terminado y que la importancia de las medidas de precaución es vital. El accidente nuclear de Fukushima es el peor desde Chernobyl (Ucrania) en 1986. Los reactores sufrieron graves daños tras el terremoto y el posterior tsunami. Hasta la fecha, se apoya a 40.000 personas desplazadas.

Las aguas contaminadas continúan siendo un problema para la población, aunque la radiación está controlada en terrenos y cultivos. Lo que le falta a Japón es encontrar y estudiar diversas formas de energía que sean más seguras que la energía nuclear, como las energías renovables. Estos accidentes nucleares deben enseñar lecciones que se pueden aprender para mejorar el futuro de la energía.

fuentes de energía alternativas

Para comparar lo que Japón necesita mejorar en términos de energía y seguridad, se hizo un pequeño ejemplo con España. Mientras que en 2015, España tenía el 40% de su generación de electricidad a partir de fuentes de energía renovables, Japón solo el 14%.

Antes del incidente de Fukushima, a nadie le importaba la fuente a partir de la cual se generaba la electricidad. Sin embargo, debe pensar en la fuente de energía ya que elegirá el futuro.

Ante la amenaza de posibles eventos extremos como tsunamis, Japón ha instalado nuevas herramientas de prevención como carteles, altavoces e infraestructura para mitigar los efectos. Además, el gobierno japonés ha dedicado grandes sumas de dinero a marcar las áreas de riesgo de tsunamis y preparar las instalaciones costeras.

En un pais que acumula el 20% de todos los terremotos en todo el mundo Con una escala de Richter de al menos 6 grados, la preparación de la población es de crucial importancia.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *